Nuestro lugar de trabajo debería estar libre de distractores que impidan terminar nuestros quehaceres de manera eficiente y a tiempo. Lograr esto no solo evitará que nos llevemos la “pega” para la casa, espacio que no debería confundirse con lo laboral, sino que también mantendrá nuestra mente alejada de esas cosas que hemos dejado pendientes, y por ende estaremos menos estresados. En Profesionales te contaremos de algunos elementos que pueden afectar tu desempeño, para que estés consciente de ellos y así puedas evitarlos.

1. Internet

Si bien muchas veces lo necesitamos para trabajar, la web nos da la posibilidad de abrir sitios que pueden actuar como distractores a la hora de realizar nuestros quehaceres. Por ejemplo las redes sociales, los juegos u otros nos pueden jugar en contra a la hora de tener nuestras labores a la hora, retrasándonos y no permitiéndonos avanzar en lo que debemos hacer. Trata de bloquear estos sitios (muchas empresas ya lo han hecho), o simplemente esfuérzate por no abrir estas ventanas.

2. Celulares

Cuando los accesos a diversos sitios han sido bloqueados de nuestros computadores, la tecnología nos sigue ayudando y para eso están los teléfonos inteligentes. Bueno, más que una ayuda son otro elemento distractor que no nos permite trabajar con más eficiencia. La gran mayoría posee acceso a redes 3g y por eso están recibiendo notificaciones en sus smartphones a cada momento. Trata de desconectarlo o simplemente apagarlo.

3. Adornos o decoración

Hay gente que no necesariamente se ve afectada por esto, pero hay otros que somos más volátiles a la hora de estar abstraídos, cosas simples pueden desconcentrarnos de nuestras labores. En caso de que seas del grupo de los dispersos, intenta no tener tu escritorio o área de trabajo repleta de cosas como fotos o implementos demasiado coloridos o llamativos. A veces la sobriedad ayuda a que nuestra mente no se distraiga de lo que debe hacer.

4. Música

A muchos les ayuda, a otros no. Nuevamente, si eres de las personas que tiene problemas para concentrarse y se distrae con facilidad trata de eliminar la música de tu lugar de trabajo. Una vez vi en la televisión que se les aconsejaba a las personas usar audífonos que puedan aislar el sonido, para poder concentrarse. No es una mala idea si ya los tienes, pero en caso de que no sea así,  conversa con tus colegas y pídeles ayuda para evitarlo.

5. Colegas conversadores

No falta el compañero bueno para hablar, y que siempre tiene algo que decir. Trata de evitarlos, sin ser antisocial, por supuesto. Si eres blanco de sus historias o anécdotas trata de ser un poco más cortante o invítalo a salir después del trabajo para que se pongan al día en eso que quieren conversar.

6. Poca definición del espacio personal

En la actualidad las empresas han crecido considerablemente y por ello requieren más personas para trabajar. Esto ha traído como consecuencia que los espacios para cada empleado se hayan reducido de manera considerable. Esto no solo genera situaciones de violencia con otros colegas, sino que también se convierte en un distractor, a la hora de saber cuál es tu lugar, o de cuáles son tus cosas. Esto asimismo te hace trabajar con menos ganas y ahínco, al sentir poco apego a la institución.

7. Desorden

Lo anterior también puede traer como consecuencia desorden en tu lugar de trabajo, lo que genera desconcentración, al buscar tus pertenencias entre todas las cosas, además de episodios de ansiedad y estrés. Intenta mantener tus cosas organizadas y en los espacios que corresponde.

Aspectos físicos y las relaciones interpersonales pueden convertirse en cosas que disminuyan tu efectividad y responsabilidad laboral, ¿cuáles son los distractores en tu espacio de trabajo?