¿Conoces el modelo de los cinco grandes factores de la personalidad? En psicología moderna, este es uno de los más aceptados, porque estos factores definen en su totalidad cómo puede ser el carácter de una persona.

Los cinco factores o rasgos son: Apertura a la experiencia, extraversión, responsabilidad, cordialidad e inestabilidad emocional. Cada uno de estos cinco permite a psicológos reconocer con mayor facilidad en qué sector una persona tiene problemas y así diagnosticar tratamientos más efectivos.

¿Quieres descubrir que rasgos son los más sobresalientes en ti? Puedes hacerlo con el test del sitio Psych Central: aquí.

1.- Apertura a la experiencia: Tu puntuación en este rasgo, indica la medida en la que tú estás interesado en nuevas ideas. También mide tu curiosidad intelectual y se correlaciona con la creatividad, la inteligencia y el liberalismo.

Otros elementos constituyentes son la imaginación activa, la sensibilidad y el gusto por la variedad. El individuo abierto es original e imaginativo.

2.- Extraversión: Tu puntuación en extraversión muestra sensibilidad a las emociones positivas, las oportunidades y recompensas. Los extrovertidos son sociables, felices y confiados. La extraversión es importante para ganar cuando la interacción social es integral. Por ejemplo, en la actualidad las labores de Community Manager o todo lo que tenga que ver con redes, es una buena oportunidad para extrovertidos.

Otras características de la persona extrovertida son su tendencia a la compañía de otros y al atrevimiento en situaciones sociales, intentando evitar siempre la soledad. Relacionadores Públicos también caerían bien en este tipo de personalidad.

3.- Responsabilidad: También llamado de Conciencia. La puntuación aquí mide tu capacidad para el control ejecutivo, también vinculado con la diligencia, responsabilidad y orden. Es probablemente el rasgo de la personalidad más importante cuando se trata de lograr un buen puesto de trabajo, ya que puede compensar cualquier deficiencia de talento y es quien más fuerte predice resultados positivos.

4.- Cordialidad o Amabilidad: Este rasgo es indicador de la capacidad intelectual que tienes de la sociedad, o sea, cómo piensas acerca de otras personas. En su polo positivo, el individuo es altruista, considerado, confiado y solidario. Acá se define a la gente agradable, amable, confiada, atenta y cálida. En su polo opuesto el individuo es egocéntrico, escéptico y competitivo.

El rasgo es muy beneficioso para la vida personal de uno, pues dota a las personas con habilidades sociales que son de valor incalculable en el mundo de los negocios, donde vender lo es casi todo. Las personas con gracia son las que más encajan en las empresas.

5.- Inestabilidad emocional o neuroticismo: Muestra el grado en el cual eres sensible a las emociones negativas, amenazas y castigos. Las personas neuróticas se estresan con mayor rapidez, andan de mal humor y son irritables. Se trata del peor rasgo en la vida de una persona, particularmente a nivel de salud. Aunque el rasgo puede ayudar en la preparación y la motivación mediante la terapia cognitivo-conductual.

Foto CC vía Flickr