En una época relegada a tareas rutinarias y de poca envergadura, con el correr de los años y el aumento de la dependencia tecnológica que poseen las empresas, los gerentes de sistemas han sabido posicionarse como una de las clases de profesionales más buscadas y codiciadas en el mundo laboral. El mercado está muy necesitado de ejecutivos  de sistemas para ocupar, en un futuro no muy lejano, posiciones en el área gerencial.

Las gerencias de las empresas, sin embargo, comparten similitudes en lo que a competencias y aptitudes se refiere. Está la capacidad de liderazgo y de delegación que todo buen gerente debe poseer. Pero además, los gerentes de sistema deben estar a la vanguardia de la innovación y tener un empuje interno muy importante para continuar actualizándose, aún cuando la empresa no se lo requiera. Veamos qué más se necesita para ser un buen gerente de sistemas.

Los profesionales de sistemas tienen perfiles especiales. Su formación técnica produce que, muchas veces, tengan problemas de comunicación o sean retrotraídos en sus tareas cotidianas. Como podemos imaginar, el gerente de sistemas debe sobrepasar estas barreras comunicacionales para poder dar órdenes precisas y entendibles a sus empleados. Este será el primer desafío.

Además, deben poseer una clara noción de los recursos con los que cuenta la compañía y orientarse a la máxima utilización de los mismos. Esta puede llegar a ser una tarea agotadora, teniendo en cuenta que las tecnologías para lograr objetivos son múltiples y muy variadas. La noción del presupuesto en relación a los objetivos del departamento y de la empresa hacen que sea un recurso valioso a la hora de maximizar la eficiencia de la organización.

Para lograr esto, el aspirante a gerente de sistemas estará enfocado en reunir toda la información y conocimientos necesarios sobre la operatoria básica del departamento, para luego poder sopesar los pro y los contras del uso de cada tecnología. Además, debe estar atento a las tendencias del negocio y de los nuevos desarrollo para que la realización de su puesto sea efectiva.

Como podemos observar, aquellos que busquen llegar al puesto de gerente de sistemas deben operar en escalas: primero, aprendiendo todos los aspectos básicos de la infraestructura tecnológica de la organización, luego formarse en tendencias y objetivos del departamento y, por último, trabajar en aspectos de comunicación y liderazgo. Generalmente, en esta última es donde se puede ver si un profesional tendrá actitud de gerente o no.

Por su parte, las formaciones de corte económico o administrativo, como los MBA, o haber pasado por puestos de Project Manager, hacen que la formación en la aspiración hacia ser gerente de sistemas y tecnología sea más liviana y menos pronunciada. Lo importante es ir ganando aptitudes y habilidades a medida que nos llevamos el salario a nuestro hogar.

Y usted, ¿Ya está listo para ocupar el cargo de gerente de sistemas?

Fuente imagen: A year at the table – day 190 por kate hiscock, disponible bajo la Licencia de Atribución en http://www.flickr.com/photos/slightlyeverything/7564129244/