La entrega de aguinaldos para el dieciocho es una tradición bastante arraigada en la mentalidad de los trabajadores chilenos. De hecho, según Mercer Consulting, una consultora encargada de asesorar y brindar soluciones a diversas empresas, en Latinoámerica, Chile y Perú son los únicos países que entregan una remuneración extra asociada con la celebración de Fiestas Patrias. Y pese a que este bono se encuentra amparado por ley sólo para trabajadores públicos, en este Bicentenario, un 60 por ciento de las instituciones privadas entregará a sus contratados tan ansiado incentivo.

Además, estudios realizados por la misma consultora, aseguran que los aguinaldos dieciocheros tendrán, este año, un incremento de un 10 por ciento, en comparación con el 2009, lo que en promedio arrojaría una cifra de 111 mil pesos por trabajador.

Dicho pago, que en la mayoría de las empresas sería entregado como anticipo durante la primera quincena de septiembre, posee un amplio rango en las instituciones que lo otorgan en nuestro país: 22 mil pesos es la suma más baja, mientras que aquellos con mayor suerte podrían agregar a su cuenta, la no despreciable suma de 375 mil.

Esta amplia diferencia está estrictamente asociada con el tamaño de la compañía y su respectivo reglamento salarial y no, como se cree, por el tipo de trabajador. Dicha situación se explicaría, porque la mayoría de las empresas entrega un monto fijo y equitativo para cada uno de sus contratados, sin hacer diferencias por cargos o títulos profesionales.

Otra encuesta realizada por Trabajando.com, asegura que el motivo por el cual muchas Pymes decidieron este año entregar este beneficio a sus empleados, tiene relación con los fuertes efectos que posee en los trabajadores, mejorando el ánimo de éstos y, por consecuencia, la productividad en el periodo que queda de aquí a fin de año.

Según los datos entregados por este mismo estudio, en el caso de las Pymes, a diferencia de las grandes empresas, el rango de la cifra será mucho menor, pero en ningún caso despreciable para los empleados. Este monto será entre los 10 mil y 100 mil pesos, lo que para muchos significa de gran ayuda en las celebraciones que todos los chilenos realizaremos en la conmemoración de estos 200 años.

Uno de los grandes “peros” encontrados en las entregas de aguinaldo en nuestro país, lo hayamos en las empresas transnacionales. Esto, porque sus trabajadores muchas veces son los menos favorecidos. Dicha situación se sustenta en el poco entendimiento de sus gerentes internacionales para comprender que sea, la misma institución, la que financie las celebraciones de sus contratados en Fiestas Patrias.

Pese a esta situación, la mayoría de los chilenos recibirá dicho bono, lo que según nuestra opinión, es un gran incentivo para mejorar el ambiente laboral y el ánimo de los profesionales del país. Y ustedes, ¿recibirán aguinaldos para estas celebraciones?