No lo podemos negar: estar alrededor de 9 horas pegados a una silla y un escritorio, obviamente es agotador. Lo único que pensamos es en salir cuanto antes del trabajo, irnos a nuestras casas y zambullirnos en nuestras camas a descansar como se nos antoje.

En la actualidad son pocas las personas que no están frente a un computador en su lugar de trabajo y, para nuestro pesar, esta herramienta se ha convertido en el elemento distractor por excelencia. Internet nos brinda entretenimiento al por mayor: facebook, twitter, msn, y hasta los sitios de noticias como Terra o Emol, influyen en nuestra concentración.

¿Qué podemos hacer para evitar perder el hilo de trabajo con todos los factores de distracción presentes en la oficina? En primer lugar, si no es absolutamente necesario el uso de Internet en tu desempeño laboral, no uses la conexión el 100% del tiempo. Conéctate sólo cuando sea fundamental, ya sea para revisar correos importantes, o para buscar información relacionada con tu trabajo.

Ponernos metas también es una estrategia favorable. Cada día al llegar a nuestros lugares de trabajo fijémonos un "objetivo del día", de esta manera será más fácil e incentivante avanzar en las tareas que tenemos en cada jornada laboral, y las distracciones las podremos dejar a un lado sin mucha dificultad.

Por otro lado, la música puede resultar muy efectiva. Obviamente, hay que ponerse de acuerdo según los gustos, o la otra opción es que cada uno traiga su lista de música y escuche con audífonos, siempre y cuando eso no afecte a la comunicación entre compañeros de trabajo.

El tener un escritorio ordenado también ayuda a que nos podramos concentrar mejor, ya que nuestra mente está más despejada y no nos distraemos con cualquier elemento que se cruce por nuestra vista.

Todos estos consejos pueden servirte de buena manera si lo que quieres es dejar de distraerte con la primera mosca que pase volando, y así dar el mejor desempeño posible, dejando conforme a todos quienes trabajas..